shadow

Originales ideas de regalo para amantes del Camino de Santiago

ideas de regalo camino de santiago

A la hora de hacer un regalo a alguien, siempre que sea algo relacionado con alguna de sus aficiones favoritas acertarás seguro. Por eso en este artículo recopilamos algunas sugerencias de regalo para peregrinos y fanáticos del Camino de Santiago y del senderismo en general. Esperamos que os puedan ser útiles si estáis buscando un regalo para aficionados y aficionadas al Camino.

1. Concha de vieira con el símbolo del Camino de Santiago

Comprar
La concha de vieira es el símbolo en el que se basa el logo del Camino de Santiago. Esta concha es llevada por muchos peregrinos de todo el mundo como seña de identidad.

concha vieira camino de santiago


2. Mochila de senderismo Homiee 45L

Comprar
Ni muy grande ni muy pequeña, una mochila ideal para llevar solo lo imprescindible y poder caminar más ligero.
mochila de senderismo homiee 45l


3. Mochila impermeable Mooedcoe 75L

Comprar
Con una gran capacidad, esta mochila destaca por su gran impermeabilidad. Fabricada con tela de nylon altamente resistente al desgarro y al agua, incluye además una cubierta para lluvia, por lo que tus cosas estarán a salvo del agua aunque camines durante horas bajo fuerte lluvia. Dispone de correas de carga superior, capucha expansible, correas de compresión superior e inferior para asegurar el saco de dormir o la almohadilla. Dispone de tiras reflectantes y es muy cómoda. Tiene una gran capacidad, por lo que es ideal para muchos días de caminata y para llevar mucho equipaje.
Mochila impermeable Mooedcoe 75L


4. Pack Peregrino: porta credencial impermeable, pulsera de tela del Camino y cubre-mochilas impermeable

Comprar
Un detallito económico pero que le vendrá muy bien a alguien que va a hacer el camino próximamente. Se trata de un pack en el que tienes un porta credenciales impermeable, una pulsera del Camino y una pequeña tela impermeable para cubrir mochilas pequeñas. En el pack también se incluye una pegatina con el emblema del Camino de Santiago en rojo reflectante.
Pack Peregrino porta credencial impermeable pulsera de tela del Camino y cubre mochilas impermeable


5. Pin a elegir del Camino de Santiago

Comprar
Como complemento a tu regalo, ¿qué tal un pin del camino? Casi todos los peregrinos llevan alguno.
Pin a elegir del Camino de Santiago


6. Un plan de ocio en Santiago

Comprar
Santiago tiene mucho que ofrecer. Si quieres hacer un regalo a alguien que ya tiene todo lo que necesita para hacer el camino, ¿qué tal un plan de ocio como un masaje, una entrada al cine, un tratamiento de estética o una entrada para un spa? En Groupon encontrarás un montón de planes interesantes.
plan de ocio en santiago de compostela


7. Gorra del Camino de Santiago

Comprar
Una gorra para los días de calor sofocante. Y con la flecha del Camino.
gorra del camino de santiago


8. Guía del Camino de Santiago – Camino Francés

Comprar
El Camino Francés es el más popular de todos los Caminos de Santiago. Y esta no es una guía cualquiera, se trata de una de las mejor valoradas por sus lectores. Escrita por el periodista e historiador Antón Pombo, un peregrino acérrimo, es el autor de esta práctica guía en la que encontrarás información útil sobre sus 55 etapas paso a paso.
guia del camino de santiago camino frances


9. Botas de Senderismo para Hombre Columbia Peakfreak Nomad

Comprar
Los zapatos impermeables Columbia Peakfreak Nomad son muy adecuados para largas caminatas. El empeine de nobuk les confiere más comodidad y transpiración, mientras que la confección de botín impermeable mantiene tus pies siempre secos. Ofrece amortiguación y un gran retorno de la energía, y la suela proporciona un buen agarre antimarcas.
Botas de Senderismo para Hombre Columbia Peakfreak Nomad

10. Botas de senderismo para mujer Salomon X Radiant Mid GTX W

Comprar
Para evitar contratiempos e incomodidades, es fundamental llevar un buen calzado al camino, y la marca Salomon es una marca de calidad con la que irás cómodo y con los pies secos. Por ello es un regalo ideal para amantes del camino.
Botas de senderismo para mujer Salomon X Radiant Mid GTX W


11. Pantalones de senderismo para hombre Dafenp

Comprar
Aunque no sea una marca muy conocida, este modelo de pantalones están entre los mejor valorados para senderismo bajo cualquier condición climática. Son resistentes, cómodos y cálidos. Disponen de bolsillos delanteros y traseros con cremallera y su superficie es impermeable y a prueba de viento gracias a su forro polar.
Pantalones de senderismo para hombre Dafenp

12. Pantalones de senderismo para mujer Haines

Comprar
Fabricados con una tela ligeramente elástica, estos pantalones son muy cómodos para caminar. Son transpirables, por lo que evitan que el tejido se pegue a la piel. También son impermeables, por lo que son ideales para hacer el camino más llevadero.
Pantalones de senderismo para mujer Haines

13. Camisetas del camino de Santiago

Comprar
Un regalo con el que acertarás seguro (a no ser que te equivoques con la talla). Camisetas del camino de Santiago con un montón de diseños distintos a elegir. Fabricadas con materiales de calidad y muy cómodas.
camisetas del camino de santiago

14. Pack de bastones de senderismo

Comprar
Resistentes palos de senderismo de la marca Aldorando, fabricados con aluminio ultraligero 7075, por lo que son más resistentes que los bastones de fibra de carbono, y los hacen idóneos para aguantar más. Vienen equipados con tacos súper resistentes para cada tipo de terreno, y permiten fijar la altura para adaptarse a la perfección a cada persona.
Pack de bastones de senderismo

15. Reloj deportivo Garmin 735XT Forerunner con GPS

Comprar
Nunca está de más llevar un buen reloj deportivo para monitorear tus pasos, orientarte con su gps y obtener estadísticas de tus pulsaciones. El Garmin 735XT es uno de los relojes deportivos con mejor relación calidad-precio del mercado.
Reloj deportivo Garmin 735XT Forerunner con GPS

Camino Francés – Etapa Sarria-Portomarín

camino de santiago frances etapa sarria portomarin

Esta etapa comienza en Sarria, una villa de aproximadamente 9.000 habitantes (es la localidad más poblada del Camino Francés en Galicia), y capital de la comarca homónima. En esta localidad tenemos dos monumentos de especial interés: la Torre Fortaleza de Sarria, de la que se conserva la torre y parte de la muralla, y la Iglesia de Santa Marina, con una esbelta torre chapitelada.

En esta etapa del Camino Francés pasaremos por aldeas como Barbadelo, Rente, Peruscallo, Lavandeira, Parrocha o Vilachá, que nos permitirán ser testigos de la vida rural gallega.

A mitad de camino se encuentra la aldea de Ferreiros, un lugar donde antiguamente los herreros claveteaban el calzado de los peregrinos y herraban sus cabalgaduras. Aquí podemos visitar la Parroquia de Santiago de Barbadelo, de estilo románico gallego, de la que destaca su pórtico, lleno de iconografía medieval. En Ferreiros también sobrepasaremos el popular mojón que indica la distancia de 100 km hasta Santiago.

A partir de Ferreiros, el camino discurre por A Pena, Mercadoiro, Moutras y Parrocha hasta llegar a un importante enclave: Vilachá, donde podemos visitar el Monasterio de Santa María de Loyo, lugar donde se creó la Orden de Santiago, formada por doce caballeros templarios que en 1170 juraron proteger a los peregrinos de los musulmanes y los bandidos.

Para finalizar el recorrido, atravesamos el río Miño para llegar a Portomarín.

Camino Francés – Etapa Triacastela – Sarria

Camino Francés - Etapa Triacastela - Sarria

Triacastela es una pequeña localidad en la que encontramos un gran número de bares, restaurantes y hostales en los que hacer una parada para reponer fuerzas. Recibe su nombre de los tres castillos que tenía en la antigüedad, de los cuales hoy no queda ninguno en pie.

Era tradición entre los peregrinos llevar desde las canteras de esta zona una piedra de cal para la construcción de la Catedral de Santiago. Aquí podemos visitar la Iglesia de Santiago, del siglo XVIII.

En este punto el camino se bifurca hasta llegar a Sarria: el primer tramo pasaría por San Xil, Furella, Pintín y Calvor, y el segundo discurre por los márgenes del Río Sarria hasta llegar a Samos, que supone 5 kilómetros más de recorrido pero a cambio podremos visitar el Monasterio Benedictino de San Julián de Samos, uno de los más antiguos de España y de gran interés cultural. Debido a sus continuas restauraciones, en este monasterio, original del siglo VI, encontramos muestras de distintos estilos arquitectónicos, desde el prerrománico pasando por el gótico tardío, renacentista, barroco, neoclásico y modernista. El monasterio tuvo gran importancia durante la Edad Media. A lo largo de su historia sufrió dos grandes incendios, uno en 1558 y otro en 1951, tras lo cual tuvo que ser ambas veces reconstruido. Merece la pena visitar su claustro grande, el mayor claustro de España, de 3000 m2, y la Capilla del Ciprés -una pequeña capilla dedicada a San Salvador (finales del siglo IX)-, de estilo mozárabe.

Si optamos por la ruta norte (hacia San Xil), uno de los lugares más destacados es Calvor, ubicado sobre los restos de un antiguo castro en el que aún se pueden ver sus defensas y fosos.

Camino Francés: Etapa O Cebreiro – Triacastela

o cebreiro

Nos encontramos ante la primera etapa del Camino Francés tras pasar las fronteras gallegas, una etapa en la que ascenderemos hasta los 1370 m. -el punto más elevado del Camino Francés en Galicia-, en la que disfrutaremos de un entorno natural aderezado con valles, montes y aldeas y descubriremos los vestigios de diferentes épocas apenas alterados por el hombre.

Elías Valiña (1929-1989), un párroco de la localidad de O Cebreiro, emprendió en los años 80 la señalización con flechas amarillas de el Camino Francés, desde Francia hasta Compostela. Desde entonces, estas flechas sirven de guía a los peregrinos y se han convertido en un símbolo del Camino.

La jornada comienza en O Cebreiro, un municipio que cobra gran importancia por la leyenda que cuenta que los Reyes Católicos, en su peregrinaje a Santiago, se detuvieron en el santuario de Santa María la Real, donando el relicario donde se guardaban las reliquias del Santo Grial. Uno de los elementos más característicos de esta región son las pallozas, que son viviendas tradicionales de planta circular cubiertas por un tejado de tallos de centeno, legado de la cultura prerromana. De esta localidad también es muy popular el Queso do Cebreiro, producto con Denominación de Origen.

Tras pasar Liñares, localidad que recibe su nombre de sus plantaciones de lino, subimos al Alto de San Roque, donde encontramos una escultura de un peregrino ataviado con la indumentaria medieval. Tomando un desvío, a 300 metros hay un mirador sobre el valle de Veigas de Forcas que nos permite disfrutar de una extraordinaria panorámica del seductor paisaje lucense. Seguidamente pasaremos por Hospital da Condesa, una localidad que debe su nombre a uno de los hospitales más antiguos del Camino, fundado en el siglo IX por la condesa Doña Egilo. Aquí podemos visitar la iglesia de San Xoan, similar a la de O Cebreiro.

Seguidamente continuamos nuestro camino hacia el Alto de Poio pasando por Padornelo. A partir de aquí, ya comenzamos a descender pasando por Fonfría, Filoval, As Pasantes y Ramil para llegar a Triacastela.

Fotos de O Cebreiro

Historia del Camino de Santiago

historia del camino de santiago

Todo empezó con el descubrimiento de sepulcro del Apóstol Santiago en el primer tercio del siglo IX. Esto impulsó a muchos cristianos a peregrinar hasta Compostela. Para ello era necesaria la construcción de una iglesia que permitiera, por un lado guardar la sagrada tumba del santo, por otro custodiar y honrar sus reliquias y la de sus discípulos Teodoro y Atanasio, y por último acoger una gran cantidad de peregrinos llegados de los reinos peninsulares y del resto de Europa. Sus Artífices pretendían convertir Compostela en un lugar de referencia en lo religioso y en lo artístico, como Roma o Jerusalén.

Fueron los comienzos de una historia fascinante, una fabulosa epopeya llevada a cabo durante siglos, por miles de personas unidas por la devoción a la figura del Apóstol Santiago, en un apartado rincón del Finisterre. Le llamaban Compostela: el campo de las estrellas.

La Catedral de Santiago es el resultado de numerosos cambios, proyectos, obras, remodelaciones, en fin, una dilatada y apasionante creación arquitectónica y artística desarrollada a través de los siglos y de la que hoy podemos disfrutar.

Aunque desde la Edad Media, Jerusalén, Roma y Santiago, han sido los tres grandes centros de peregrinación, la ruta jacobea o camino de santiago, es la única que aun se realiza de la misma forma que entonces: a pie y con el zurrón al hombro.

Hacía tiempo que la noticia del descubrimiento del sepulcro de Santiago había llegado a Francia. Eran tiempos oscuros y peligrosos. El terror se desató al conocerse que el ejército sarraceno había arrasado Compostela.
Almanzor había destruido su Basílica y demás iglesias y monasterios. El obispo Diego Peláez decidió construir una nueva Iglesia que reemplazase a la basílica prerrománica.

Sobrevolamos la ciudad de Santiago, desde el aire podemos contemplar la catedral y cerca de ella la iglesia de San Félix de Solovio. Y es en este lugar donde las crónicas cuentan que un ermitaño llamado Pelayo, observó unas luces que brillaban sobre la antigua ciudadela romana.

Ante tales noticias, el obispo acude al lugar y entre la maleza, descubre la entrada de un pequeño sepulcro. Sobre el sepulcro se construyó una iglesia para venerar las reliquias del Apóstol. Las obras concluyen en el 830 y el Obispo Teodomiro consagra la primera Iglesia de Santiago.
La nueva basílica se consagra en el año 899.

En el año 1101, y ya en Santiago, tras ser nombrado obispo por el Papa Pascual II, Diego Gelmírez se aprestó a poner en marcha sus proyectos. El primero debía ser la conclusión de la catedral. Era evidente que si quería conseguir que la Iglesia de Santiago llegara a ser esa gran sede apostólica, debía de estar a la vanguardia del arte. Para ello patrocinó continuos intercambios entre los obradores compostelanos y los más avanzados de la época. El camino de Santiago se había convertido definitivamente, en un torrente de intercambio cultural y artístico, entre Galicia y el resto de Europa.

Diego Gelmírez había cumplido todos sus objetivos: la construcción de la catedral iba por buen camino y era un referente del arte románico europeo. El 21 de abril de 1211, el arzobispo Pedro Muñiz en presencia del rey Alfonso IX, consagró la catedral románica de Santiago.

La visita de Juan Pablo II y después la de Benedicto XVI en el año santo compostelano de 2010, rodeados de una ferviente multitud de peregrinos venidos de todas partes del mundo, demuestran la magnífica vitalidad que hoy muestra el culto Jacobeo.

Pero a pesar de todos los cambios, la obra de Peláez y Gelmírez, de los maestros Bernardo, Esteban, Mateo y tantos otros sigue inalterable y reconocible. En los espacios de sus naves, columnas, tribunas, capillas y pórticos se conserva el espíritu de todos aquellos que contribuyeron a edificarla.